El examen de acceso a la abogacía queda aplazado hasta nuevo aviso. En una resolución hecha pública esta mañana, el Ministerio de Justicia ha anunciado que la prueba, convocada para el próximo 28 de marzo, queda aplazada sine die como acción preventiva para evitar la difusión del coronavirus.

En la nota, el ministerio se refiere a la incidencia que está teniendo el contagio de esta infección en la población. En este sentido, subraya que la celebración del examen «conlleva un traslado de un elevado número de candidatos de terceros países» donde se han originado importantes focos de infección del Covid-19 (como Italia). Esta decisión atiende a una recomendación del Ministerio de Sanidad, que en una reunión celebrada el pasado 6 de marzo, aconsejó postergar la prueba «con el fin de evitar riesgos innecesarios».

El texto explica que, al depender del desarrollo del virus, no es posible en estos momentos determinar una nueva fecha para la celebración del examen. La nueva convocatoria, indica, será anunciada «tan pronto como las autoridades sanitarias lo autoricen», y será publicada en la página web del Ministerio de Justicia «al menos con tres semanas de antelación a la realización de la prueba».

Fuente: http://ow.ly/glzO30qpYT3

La Institución considera muy positivo el cambio radical con el que el nuevo equipo del Ministerio de Justicia está abordando la situación
◾La Abogacía enfatizará la necesidad de garantizar el pago mensual sin dilaciones, que todos los servicios del Turno tengan su contraprestación, así como una revisión del baremo
◾Satisfacción entre los decanos por la coincidencia de las demandas de las asociaciones con las que los Colegios llevan realizando muchos años

El Pleno del Consejo General de la Abogacía Española ha respaldado la necesidad de intensificar sus gestiones para seguir avanzando en sus reivindicaciones históricas sobre el Turno de Oficio. Después de haber conseguido que las liquidaciones se realizasen mensualmente, de haber evitado la introducción del IVA en la Asistencia Jurídica Gratuita, de haber iniciado la reforma del Reglamento de Justicia Gratuita y de haber logrado una actualización de las retribuciones después de 16 años de congelación; el reto inminente es garantizar el pago sin dilaciones y por todos los servicios prestados. Así mismo, el Consejo considera importante seguir negociando una nueva actualización de los baremos que los acerque a criterios más acordes con la dignificación del trabajo.

El Pleno del Consejo también ha mostrado su satisfacción por el hecho de que varias asociaciones de abogados hayan decidido sumarse a sus reivindicaciones históricas pendientes sobre la dignificación del Turno de Oficio. De forma unánime, los decanos de los abogados españoles consideraron que es momento de trasladar al conjunto de la sociedad la importancia del trabajo que desarrollan en nuestro país los más de 46.100 abogados del Turno de Oficio, así como la necesidad de atajar de forma definitiva los recurrentes pagos atrasados y, muy especialmente, los impagos surgidos desde el pasado mes de diciembre.

Al mismo tiempo, el Consejo cree necesario realizar un esfuerzo para comunicar a los más de 150.000 abogados ejercientes de nuestro país que, después de una etapa de graves desencuentros en la que incluso se llegó a exigir la dimisión de la anterior ministra de Justicia, las negociaciones con el nuevo equipo del Ministerio permiten pensar que se están dando los primeros pasos para solucionar los principales problemas que aquejan al Turno.

Fuente: http://ow.ly/WS5s30qo0qU

La Audiencia Provincial de Murcia da la razón a los abogados que reclaman su derecho a conciliar
◾La sentencia estima necesario que el letrado esté con su familia tras el parto y compara esta situación a la del permiso

La conciliación de los abogados ya no es sólo una reclamación del Consejo General de la Abogacía Española. La Audiencia Provincial de Murcia también lo ha determinado. A través de una sentencia, el tribunal ha dictaminado que la paternidad del abogado en la víspera del día del juicio es motivo suficiente para la suspensión del mismo.

En dicha sentencia, la sala considera que la vista debió ser aplazada ante la ausencia del letrado de una de las partes (la demandada, concretamente) porque su esposa dio a luz el domingo y el juicio estaba señalado para el lunes, según informaciones del periódico Cinco Días.

El estrecho margen que da la legislación procesal para suspender actos judiciales es un motivo de descontento para los letrados, especialmente los que trabajan por cuenta propia. Por ello, el derecho a la conciliación ha sido una de las principales reclamaciones de la Abogacía Española en los últimos meses, con propuestas como la desconexión de LexNet durante los periodos vacacionales y la posibilidad de suspender vistas y procedimientos a instancias de los abogados por enfermedad grave, maternidad o paternidad, defunción de un familiar próximo o un viaje programado.

Estas medidas propuestas por la Abogacía en ningún caso vulneran el derecho a un juicio justo, garantizando siempre el equilibrio entre el derecho a conciliar por parte de los abogados y abogadas y el derecho a la tutela efectiva.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC) recoge en su artículo 188 las causas de suspensión de vistas judiciales, entre las que incluye la baja por maternidad o paternidad del abogado. Pero excluye a los abogados que ejercen por cuenta propia, ya que están sujetos a un régimen que no prevé este tipo de permisos. No obstante, la ley incluye como motivo para aplazar un señalamiento otras situaciones “análogas” que estén fijadas en otros sistemas de previsión social.

En este sentido, los magistrados hacen referencia al artículo 3º del Código Civil, que establece que las normas “se han de interpretar según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos y la realidad social del momento”.

La Audiencia Provincial de Murcia ha considerado que nos encontramos en una época “de asunción de responsabilidad y deberes del padre sobre la atención del recién nacido”. Por lo que, siguiendo este criterio, el tribunal razona que la presencia del abogado que acaba de ser padre en el momento inmediato del parto de un hijo “es equiparable a la situación de baja por paternidad”, por lo que se ha de considerar como causa justificada la incomparecencia del letrado al juicio.

En consecuencia, considera justificada la incomparecencia del letrado y declara la nulidad de la vista, con el objetivo de que se celebre nuevamente con la presencia del letrado del demandado.

Acuerdos con jueces

Con la intención de dar una solución a este problema, muchos colegios de abogados firman acuerdos con los tribunales de la región en los que amplían los supuestos de aplazamiento de vistas, incluyendo la maternidad o paternidad.

Cataluña fue la última comunidad en hacerlo, sumándose a las iniciativas ya existentes en Islas Baleares, Murcia o Asturias.

Fuente: http://ow.ly/vMu630qo0pU

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha dictado una sentencia en la que avala que las pausas para tomar café o fumar se descuenten de la jornada efectiva de trabajo y en la que también se respalda que sólo se computen como trabajadas las horas extraordinarias autorizadas por la empresa.

El fallo, fechado el pasado mes de diciembre, parte de una demanda interpuesta por CCOO contra Galp Energía España por considerar que, al aplicar la normativa sobre el registro obligatorio de jornada, la empresa, sin periodo previo de consultas ni negociación, modificó sustancialmente las condiciones de trabajo en materia de jornada, descansos y trabajo efectivo.

La empresa, que notificó los cambios a sus empleados mediante un correo electrónico enviado a finales de octubre, defendió, por el contrario, que el sistema de registro instaurado no alteraba las condiciones de trabajo que se venían disfrutando con anterioridad y que por ello debían desestimarse las reclamaciones del sindicato.

La demanda de CCOO pedía concretamente que se declararan nulos el nuevo cómputo de fichajes sobre ausencias para fumar, tomar café o desayunar; la contabilización de horas extraordinarias sin autorización previa del responsable directo, y la consideración únicamente como trabajo efectivo de la jornada diaria (7,45 horas) cuando el personal realiza un viaje y no regresa en el mismo día.

Por el contrario, la Audiencia Nacional, en su fallo, da la razón a la empresa y desestima la demanda del sindicato al entender que la implantación del registro de jornada en Galp Energía España no alteró condiciones de trabajo previas.

Las razones que argumenta para ello son que no existía con anterioridad al establecimiento del sistema de registro de jornada ninguna condición contractual generalizada, pacto o acuerdo colectivo o decisión unilateral de la empresa que estableciera que debía computarse como prolongación de jornada el tiempo invertido en los desplazamientos por viajes de trabajo.

De hecho, expone la Audiencia, la empresa ha establecido en su sistema de registro de jornada que al día siguiente de un viaje, se considera que un trabajador inicia su jornada a las 8 de la mañana del día de regreso sin necesidad de fichar, lo que “no altera o modifica en modo alguno y de forma perjudicial para los trabajadores el régimen previo existente”.

En lo que respecta al cómputo de horas extra sin autorización del empleador, la Audiencia determina en su fallo, contra el que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, que sólo podrán contabilizarse como trabajadas aquellas horas extraordinarias que hayan consentido ambas partes.

Por último, en relación a las pausas del café y para fumar, en la sentencia se explica que, aunque existía un control de acceso con tornos, éste sólo se utilizaba a efectos de seguridad y no para realizar un control efectivo de la jornada desarrollada por cada trabajador, por lo que no cabe deducir que dichas pausas se consideraran como trabajo efectivo antes de la implantación del sistema de registro.

Esto supone, según la Sala, que no se alteran condiciones laborales previas y que, por tanto, se deberán descontar las pausas para el café o el cigarrillo del tiempo de trabajo efectivo en virtud del sistema establecido por la empresa.

Fuente: http://ow.ly/5Lj130qo0p2

Denuncia que sufre una discriminación por sexo y que vulnera su derecho a ser madre

Una jueza de Cáceres ha denegado recientemente a dos abogados la suspensión de un juicio pese a estar señalado en una fecha muy próxima a la que esperan dar a luz a su primer hijo. En el auto se requiere que designen a otro abogado para la defensa de los dos menores.
La abogada del caso que va a ser madre es María Benito Calvo, experta en violencia de género y en delitos sexuales a menores. La vista está fijada para el 19 de enero y espera dar a luz dos días antes. Denuncia que sufre una discriminación por sexo y que vulnera su derecho a ser madre. Por ello, ha recurrido la providencia emitida por la magistrada y ha solicitado amparo al Colegio de Abogados de Cáceres para que no designe letrado de oficio para la celebración de la vista, ya que sus clientes se han negado a contratar a otro abogado. María relata también la situación que sufren a diario en los juzgados, tanto abogados como abogadas, por la falta de previsiones legales que faciliten la conciliación entre trabajo y familia.

¿Crees que se deberían unificar criterios en los TSJ sobre las suspensiones de vistas? ¿ O eres partidaria de reformar la normativa reguladora, como propone el Consejo General de la Abogacía, de suspensiones vistas y actos procesales para avanzar en materia de conciliación?

Entiendo que es necesario reformar la normativa reguladora, de forma que las suspensiones no dependan del criterio del juzgado, evitando interpretaciones subjetivas de las distintas situaciones, pues unificar criterios en los TSJ sería un “parche” que puede solucionar provisionalmente las situaciones como las que estoy viviendo yo actualmente, como sucede en algunas CC.AA. (como en Barcelona), hasta que la Ley se promulgue.

¿Qué opinas de que la decisión de suspender el juicio dependa, únicamente, de la consideración del Letrado de la Administración de Justicia como recoge el art. 183 y 188 de la LEC?

El letrado de la Administración de Justicia está perfectamente capacitado para resolver sobre el tema, pero en mi opinión, la cuestión no depende de quién resuelva sobre la suspensión, creo que el problema es de fondo, de la percepción que de nuestra labor se tiene en general por parte del personal al servicio de la Administración de Justicia, la falta de respeto hacia los abogados se hace patente a diario, cuestión sobre la que todos, incluidos los abogados, tenemos nuestra parte de responsabilidad. Entiendo que los Colegios de Abogados deben ser mucho más activos en la defensa de nuestra labor, el problema es la sumisión de los abogados para evitar posibles perjuicios profesionales, por eso es tan difícil dar un paso como el que nosotros hemos dado, porque uno siempre piensa en las posibles represalias, sin entender que si de verdad luchamos para dignificar nuestra profesión, saldremos todos beneficiados, y episodios como el que estamos tratando dejarán de ocurrir.

¿Por qué la opción de que un compañero, en este caso, abogado de oficio, sustituya en el juicio es contraproducente para que los menores pierdan la confianza en su defensor?

En primer lugar, no es sólo una cuestión de confianza, es una cuestión de justicia social. Cualquier trabajador por cuenta ajena tiene derecho a una baja remunerada y a que la misma no repercuta sobre la continuidad de su trabajo. Negar a una abogada la suspensión del juicio por maternidad es tanto como permitir que se despida a una trabajadora por quedarse embarazada, es volver de repente al siglo XIX. Desde el punto de vista técnico, nuestra profesión se basa en la confianza de nuestros clientes y si permitimos que se nos sustituya sin necesidad, lo que transmitimos al cliente es que cualquiera podrá hacer el trabajo en idénticas condiciones, y eso no es cierto, pues el conocimiento del caso, de los entresijos y detalles, de la documentación y de los clientes los tiene el letrado que dirige el asunto.

En segundo lugar, el defendido ha depositado su confianza en un abogado que no se encuentra acompañándole y lo que observa es a otro profesional, a quien no conoce, y que va a repetir lo que el abogado a quien él contrató le ha marcado, lo que puede provocarle nerviosismo, desconfianza e incluso que no quiera volver a contratar tus servicios. Dicho esto, debemos añadir, que en el caso de que el letrado considerara que puede ser sustituido, por las circunstancias especiales de ese supuesto, es una decisión que le corresponde personalmente y que acordará con su cliente que debe mostrar su aprobación, nunca podrá ser impuesto por una tercera persona.

En la mayoría de países europeos tienen “vacaciones judiciales en Navidad” con el objetivo de lograr una conciliación familiar y una administración de justicia ágil, ¿ qué reformas son necesarias para que también se logre en España?

Ya se inhabilitaron días como el 24 y 31 de diciembre con la aprobación de la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil, no veo por qué no puede reformarse la misma inhabilitando desde dicho día 24 al 5 de enero.

¿Crees que en relación a la igualdad y conciliación existe una desigualdad para los letrados que trabajan por cuenta propia? ¿Y mucho más entre mujeres y hombres?

Por supuesto que sí, de hecho yo trabajo a media jornada como asesora jurídica por cuenta ajena y he solicitado mi descanso por maternidad el pasado 20 de diciembre, tal y como me permite la regulación laboral, mientras tanto, en mi trabajo como abogada autónoma, a día de hoy, continúo recibiendo notificaciones con plazos para contestar a requerimientos, impugnaciones y recursos de apelación, no puedo descansar, no se me permite.

Es evidente que existe dicha desigualdad, pero no sólo en relación con nuestra profesión, cualquier trabajador autónomo sufre dicha lacra en España. En cuanto a que la misma se acentúe respecto de las mujeres, creo que a estas alturas la única diferencia es el hecho natural del embarazo, la recuperación y la lactancia, por lo demás tanto abogados como abogadas, sufren la falta de previsiones legales que faciliten la conciliación entre trabajo y familia.

Habéis recurrido la providencia emitida por la magistrada y solicitado amparo al Colegio de Abogados de Cáceres para que no designe letrado de oficio para la celebración de la vista, ¿la respuesta cuándo os será comunicada?

El recurso contra la Providencia de la magistrada es de reforma y no hemos recibido aún su contestación.

El amparo solicitado al Colegio de Abogados de Cáceres me consta que está siendo estudiado de urgencia, pero lo presenté en Nochebuena y los compañeros de la Junta de Gobierno también tienen derecho a la conciliación familiar, con lo que no tenemos conocimiento de cuando recibiremos ninguna de las dos respuestas.

¿Qué otras acciones deberían llevarse a cabo en favor del derecho a conciliar de las abogadas y abogados españoles?

Además de las imprescindibles reformas legales, hay que empezar por realizar una labor de dignificación de nuestra profesión encabezada por el Consejo General de la Abogacía y los Colegios de Abogados. Debemos concienciar a nuestros compañeros para que denuncien ante los colegios las distintas situaciones que se sufren a diario en todos los juzgados y tribunales de España, y estos colegios, deben actuar sin ambages, de lo contrario el abogado pensará que no merece la pena la denuncia y todo seguirá igual. Hay que fomentar una relación mucho más ágil del juzgado y el Ministerio Fiscal con el abogado, existen numerosas cuestiones que podrían resolverse con una colaboración basada en el respeto, acortando plazos, simplificando trámites y agilizando la administración de justicia con beneficio para todos, sobre todo para los ciudadanos.