Comprender cómo se desarrolla la vida en prisión puede ser complicado para las personas con discapacidad intelectual. Por eso, es importante conseguir la accesibilidad cognitiva, para que las cosas, espacios y textos sean comprensibles para todas las personas.

“La accesibilidad cognitiva es el equivalente a las rampas en la discapacidad intelectual”, subraya Rebeca Arce, coordinadora de Acceso a la Justicia de Plena Inclusión Castilla-La Mancha.

Este será uno de los temas que se tratarán en la mesa ‘Buenas prácticas y habilidades en materia de salud mental en prisión por la Abogacía’, en las XXIV Jornadas de los Servicios de Orientación y Asistencia Jurídica Penitenciaria que se celebran en Albacete el 3 y 4 de noviembre. Las inscripciones están abiertas.

Cuando las personas con discapacidad intelectual ingresan en prisión sus principales necesidades son “a nivel de compresión”, señala Arce. “Saber dónde estoy o por qué estoy aquí”, resume. Una de las acciones en este sentido es facilitar la información sobre las normas de prisión adaptada a lectura fácil, igual que se hace con la documentación del proceso judicial. Además, Plena Inclusión trabaja en coordinación con Instituciones Penitenciarias y presta apoyo a los presos que lo requieran.

Respecto a las medidas para su reinserción, son las “mismas que para el resto”, con la particularidad del apoyo que puedan necesitar para acceder a algunas de ellas, “sobre todo a nivel de comprensión”, reitera. “Porque pueden tener las mismas facilidades de reinserción, pero no utilizarlas por desconocimiento”.

La coordinadora de Plena Inclusión aclara que “una persona con discapacidad intelectual no tiene por qué tener una enfermedad mental”. Para las personas con enfermedad mental, Instituciones Penitenciarias tiene el programa Paiem (Programa marco de atención integral a enfermos mentales en centros penitenciarios), desde el que se realiza un seguimiento con un equipo multidisciplinar.

El trabajo con las personas con discapacidad intelectual es multidisciplinar, en coordinación con el personal técnico del centro penitenciario y con los operadores jurídicos, que tienen una gran sensibilización respecto a este tema.

En estas Jornadas de Derecho Penitenciario, que se celebran bajo el lema “El derecho: una brújula en prisión”, también se abordarán temas como la tecnología o los derechos laborales en la cárcel.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *