• Se nombró a Luis Martí presidente de honor de CIAR, tras cinco años al frente de la institución
  • Victoria Ortega celebró que la VI Asamblea se realizara en la sede de la Abogacía Española y aseguró que también es la casa  de los socios de CIAR

En un evento que congregó a una gran representación de abogados, empresarios y académicos de Iberoamérica se celebró en la sede del Consejo General de la Abogacía Española la VI Asamblea General Extraordinaria del Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR). En la Asamblea se eligió como nuevo presidente de CIAR a Javier Íscar, quien hasta la actualidad era su secretario general y que fue elegido por mayoría de todos los socios en el acto celebrado el 3 de diciembre en la sede de su Secretaría General, el Consejo General de la Abogacía Española, y de manera virtual para toda Iberoamérica.

Una Asamblea muy especial quien fuera su anterior presidente, Luis Martí  Mingarro, dejó el cargo después de cinco años al frente del Centro y de bastantes más trabajando para que éste fuera una realidad. Asimismo, Rodrigo Oreamuno se despidió, después de cinco años como vicepresidente, para dar paso a nuevas caras.

Durante la bienvenida y acompañando a Luis Martí y a Javier Íscar estuvieron presentes: Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) -que envió un video ante la imposibilidad de su asistencia presencial-, Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana (SEGIB), Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Alejandro Kawabata, asesor en Políticas Públicas y Fortalecimiento Institucional en SEGIB, Jimena Gómez, nueva secretaria general, y Sonia Hernando, coordinadora de Presidencia y Secretaría General.

Luis Martí dio la bienvenida a todos los asistentes e hizo referencia a los esfuerzos realizados por todos para que el Centro sea hoy una realidad. Asimismo, destacó el convencimiento en la necesidad de CIAR para cubrir un nicho en el que otras instituciones, ajenas al idioma y a la jurisdicción de Iberoamérica, han tenido y tienen su espacio, que puede también ser cubierto a través de la estructura, la profesionalidad y el esfuerzo del Centro.

En su discurso, el presidente de CEOE agradeció los años dedicados por Luis Martí al Centro Iberoamericano de Arbitraje. Antonio Garamendi destacó el apoyo que siempre han mostrado desde su institución al CIAR en su origen y que van a seguir prestando en su desarrollo, y constató que «el arbitraje es un instrumento muy bienvenido por el sector empresarial», entre otros.

Rebeca Grynspan subrayó las palabras de Luis Martí y agradeció también su compromiso e impulso en el nacimiento y en los primeros años de su desarrollo. Asimismo, subrayó el objetivo de CIAR de profundizar y propagar la cultura jurídica iberoamericana; fortalecer las lenguas; reconocer la calidad de sus profesionales y expertos del Derecho, y asumir que la región se encuentra en condiciones de resolver de manera autónoma los conflictos intrarregionales, dando respuesta especialmente a las pymes.

Victoria Ortega transmitió a todos su agradecimiento por que la celebración de la VI Asamblea se realizara en la sede de la Abogacía Española y dispuso ésta como la casa también de los socios de CIAR. Transmitió su afecto, en estos difíciles momentos en los que tenemos que convivir con la pandemia del Covid-19 y su alegría por contar, aunque fuera virtualmente, con todos los socios congregados al otro lado del Atlántico.

Entre los socios congregados estuvo el decano del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) José María Alonso quien, además de reconocer el trabajo de Luis Martí, transmitió también que «todo lo que pueda hacer el Colegio de Abogados de Madrid por impulsar este proyecto, estaremos encantados de hacerlo» o la secretaria general de la Inter-American Bar Association (IABA-FIA) Lourdes Escaffi Venes, que mostró el interés de su institución por seguir trabajando en el desarrollo y en la consolidación de CIAR.

Tras el informe de Presidencia, en el que Luis Martí, además de agradecer todos estos años habló del esfuerzo realizado por congregar y seguir uniendo las voces iberoamericanas en torno a un Centro común y propio de todos los países de la Región, Javier Íscar presentó el informe de Secretaría General que recogía el trabajo realizado en los años 2019 y 2020 por el Centro. Uno de los puntos clave fue la incorporación siete nuevos socios al CIAR y la fuerza que estas decisiones imprimen al Centro.

Los nuevos socios aprobados en Asamblea son:

  • laCámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (CAPEIPI) con sede en Quito (Ecuador);
  • el Centro de Mediación y Arbitraje de la Liga de Defensa Comercial (LIDECO)con sede en Montevideo (Uruguay);
  • el Centro Internacional de Arbitraje, Resolución de Conflictos & Dispute Boards, de Trujillo (Perú);
  • el Consejo General de la Abogacía Mexicana;
  • la Administradora de Medios Alternos de Solución de Conflicto A+C, de México;
  • laFundación Universitaria del Área Andina (Areandina), de Colombia; y
  • elConsejo de Empresarios Iberoamericanos (CEIB), que integra a las más importantes organizaciones empresariales de Iberoamérica.

Entre otros, también se aprobó la creación de un Comité Asesor en el área de la Comisión Directiva, que será dirigido por el abogado Antonio Albanés; se modificó el número de miembros de la Comisión de Fiscalización a tres; se aprobaron las cuentas del ejercicio 2019 y se informó de las del ejercicio 2020 en curso, y se aprobó el presupuesto para 2021.

Nuevos cargos: Javier Íscar, nuevo presidente de CIAR

Los socios del Centro eligieron nuevos cargos -además de a su nuevo presidente Javier Íscar- entre los que cabe destacar:

  • la elección de una nueva vicepresidenta primera María Isabel León, presidenta de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep);
  • la abogada colombiana Jimena Gómez es la nueva secretaria general,
  • y, tras el beneplácito de los socios a la formación de una nueva Vicesecretaría, también se hizo efectiva la elección de Alexander Brenes, abogado costarricense.

Finalmente, se aprobó la creación estatutaria de la Presidencia de Honor y se nombró a Luis Martí presidente de honor.

El acto concluyó con la clausura de Enrique Gil Botero secretario general de la Conferencia de Ministros de Justicia de los países Iberoamericanos (COMJIB), quien destacó el alcance del arbitraje CIAR para las pymes y ratificó su aportación a la mejora de la oferta de justicia en la Región con respuestas de calidad para las partes.

Durante el evento también se homenajeó la figura de María Rózpide, adjunta a Presidencia y a Secretaría General de CIAR, que falleció hace un año y que contribuyó al nacimiento y posterior desarrollo del Centro.00

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *