Su gama de servicios contracíclicos (laboral, procesal, reestructuraciones, concursal, etc.) permite a los despachos de abogados sobrevivir a las crisis económicas mejor que otras empresas. Una menor afectación, no obstante, que en ningún caso quiere decir inmunidad. Según una encuesta de la consultora de recursos humanos Hays, dos de cada tres bufetes han rebajado las retribuciones de sus letrados para este 2020 y al menos la mitad ha tomado la decisión de congelar las contrataciones.

El sondeo, realizado durante el mes de junio a medio centenar de despachos de todos los tamaños, revela que la mayoría de las firmas ha optado por una rebaja de entre el 5% y el 15% en la retribución (opción elegida por el 56% de los consultados). Llama la atención, no obstante, que en un 18% de las organizaciones el recorte afectará a más de la mitad de la remuneración de sus profesionales.

Por categorías, los socios y perfiles sénior han sido los más afectados por estos ajustes en seis de cada diez despachos. Una elección, según valora Mila González, business manager de la división de legal de Hays, que es positiva porque «lanza un mensaje a la plantilla de que los que más ganan son los primeros en recortarse y los que más se aprietan el cinturón». En opinión González, «el sector legal es serio y maduro» y suele gestionar bien este tipo de decisiones. «Se cuida mucho la comunicación», revela, un elemento fundamental para mantener alta la moral de las plantillas a pesar de la dificultad que conlleva aprobar ajustes.

ERTE

Las rebajas salariales no son las únicas decisiones que están adoptando los despachos para hacer frente a la crisis. En la misma línea, seis de cada diez de las firmas encuestadas también han comunicado que suspende las revisiones de retribución previstas para este año y cerca del 30% ha cancelado las promociones internas. Asimismo, tres de cada diez han tenido que aprobar un ERTE para capear las dificultades derivadas de la pandemia. El 16% ha optado por las reducciones de jornada.

Es de esperar, además, poco movimiento de personal en las organizaciones, al menos de entrada. La mitad de los bufetes consultados admite que no llevará a cabo contrataciones este año. Una cifra que a la larga podría ser mayor dado que solo el 17% afirma que es seguro que incorporará algún profesional de aquí a final de ejercicio.

A pesar de las cifras, González insiste en que el mercado de contrataciones no está parado del todo y que desde Hays sí perciben interés en incorporar abogados en las áreas que en la actualidad se encuentran con mayor carga de trabajo como laboral y procesal, aunque sin descartar otras.

Por último, el número de despachos que cree que tendrá que llevar a cabo despidos de aquí a final de año es el 33%. La práctica habitual, no obstante, y según describe la business manager de la división de legal de Hays, es la de que los ceses de letrados sean la última opción. «Los socios de las firmas suelen adoptar prioritariamente otras medidas de ajuste antes que la de prescindir de personal», explica.

Recortes también en el Reino Unido

Salarios. Las previsiones de los despachos de abogados en el Reino Unido no son mucho más optimistas que las de las firmas en España. Según una encuesta elaborada por el Managing Partners’ Forum con la opinión de 64 socios directores de bufetes en el país, en torno a la mitad de las organizaciones afirma que tiene previsto disminuir sus plantillas durante el próximo año (el ejercicio fiscal británico se cierra el 31 de mayo). Asimismo, un 50% de los despachos augura una “fuerte” caída de su facturación respecto de la cosechada el pasado año. En febrero, solo el 8% de los consultados tenía previsto rebajar el personal de sus organizaciones.

Oficinas más pequeñas. Otras de las materias que se prevé que pueda verse modificada por esta crisis es el tamaño de las sedes de los bufetes. Según el barómetro del Managing Partners’ Forum, la mitad de los socios directores responde (en concreto, el 56%) que en el futuro necesitará menos espacio en sus sedes.

Retorno a las sedes. Así como en España muchas firmas han acelerado el retorno a sus oficinas, en Londres parece que se lo toman con más calma. El 47% de los consultados respondió que su previsión es que en octubre la mitad o más de sus abogados esté de vuelta en sus sedes físicas. Por el contrario, uno de cada cinco directivos evitó hacer previsiones de retorno y afirmó que se seguiría trabajando en remoto “de momento”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *